Home

Los días son monótonos cuando te levantas al medio día. Mis ojos me duelen, me invitan a salir y rechazo las invitaciones por que quiero estar sola en mi habitación; es uno de esos días en los que quiero estar en mi cuarto acostada en mi cama, escuchando música y pensando en nada..

Extraño el mar, los atardeceres y sus colores, la luna, las estrellas y la neblina. La carretera junto al mar en la tarde, la neblina entrando a Ensenada como si se la fuera a comer. Los atardeceres desde el balcón del departamento en Playas, los colores… muy bonitos colores.

Los paisajes del D.F. comienzan a volverse rutinarios; no son más que edificios altos rodeados de smog, el periférico lleno de carros avanzando a vuelta de ruedas, la gente en filas esperando el metro, las calles llenas de mamas y sus hijos apurados para ir a la escuela.

Amo la ciudad, pero mi cuerpo esta desesperado por ver el cielo estrellado, los cerros pelones junto al mar y los ranchos atuneros que hacen que mi corazón se acelere por que significa que ya estoy más cerca de mi hogar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s